Horta Viva
Recorre la historia de l’horta a pie
Horta Viva

Horta Viva es el sueño de Miquel Minguet, un enamorado de l’horta que hace 8 años decidió apostarlo todo a una carta: que l’horta de València pudiera ser conocida, experimentada y vivida por todos. 

Miquel se atrevió a abandonar un puesto de trabajo fijo y se puso a planificar una empresa para ofrecer rutas guiadas por la huerta.

 Hoy, Horta Viva, se ha convertido en una iniciativa pionera en el turismo sostenible de l’horta que cuenta con rutas genéricas y otras temáticas más especializadas.

Paseando por l’horta Nord

Si realizas la ‘Ruta de l’horta Nord' descubrirás que se ha ganado el título de refugio de l’horta. Su paisaje está bien conservado y la actividad agrícola funciona. A lo largo de este recorrido visitarás el Museo de la Huerta de Almàssera y transitarás por los caminos rurales más bellos de la zona, entre cultivos de cebollas, alcachofas y coles. 

En cada una de las actividades tendrás la posibilidad de visitar un huerto ecológico, realizar degustaciones de hortalizas de temporada o conocer la historia y los elementos característicos del regadío, como acequias y azudes. 

En su catálogo de rutas también incluye degustaciones, es el caso de la ‘Ruta del tomate’, donde podrás conocer su cultivo y catar diferentes variedades autóctonas.

L’horta de cultura

Horta viva también organiza rutas más específicas de carácter cultural como la que lleva por título ‘La Huerta a través de Estellés’, un recorrido literario por la huerta de Burjassot. Es un itinerario paisajístico-cultural en el que seguir los pasos poéticos del célebre escritor valenciano Vicent Andrés Estellés, referente de la poseía cercana que tuvo bien presente a l’horta en su obra. Conocerás los lugares citados en sus libros; la Alquería del Pi, el Molino de la Sal, la Alquería del Rosario.

Pero sin duda la ruta más demandada es la de la horchata, en l’horta de Alboraia, donde observarás su proceso de elaboración desde el cultivo de la chufa, el secado, su transformación, hasta la degustación final en el Sequer lo Blanc y aprenderás a hacer tu horchata en casa. 

Miquel Minguet quiere romper la imagen de la huerta como algo simpático, con tintes folclóricos que pertenece al pasado. ‘La base para un futuro prometedor, aunque suene obvio, pasa por que continúe la actividad agrícola’ asegura. Él, desde su posición, quiere seguir invirtiendo todo su esfuerzo en divulgar y defender el tesoro que representa una huerta viva.

Visita la web